Plantas medicinales, el maravilloso poder de curación, parte II

 

Cedrón - remedios caseros ene

Continuamos aprendiendo, con los diferentes principios activos de las plantas medicinales y el respectivo arte de los remedios caseros para contribuir con los buenos resultados en nuestra salud. 

Estas operaciones que debemos realizar, para una mejor manipulación de sus propios medicamentos caseros o remedios naturales, les detallamos los demás procesos de uso:   

 

INFUSION: Preparación simple, indicada para las plantas que sufren alteraciones al perder sus propiedades si son sometidas a una cocción prolongada. Preparar una infusión significa verter agua hirviendo sobre determinadas partes de las plantas medicinales, colocadas en un recipiente adecuado. Una vez tapado éste, se deja la mezcla en reposo durante el tiempo necesario. Este tiempo varía de 10 a 15 minutos, para sustancias con tejidos delicados (hojas y flores), a algunas horas, cuando se trata de raíces. Para colocar o filtrar el líquido, se puede utilizar un colador normal.

JUGOS: Los jugos se dividen en acuosos extractivos y ácidos. Los jugos acuosos extractivos, en general extraídos de las hojas de plantas medicinales herbáceas, se pueden usar puros o integrar la preparación de extractos, jarabe, etc. Cuando son de vegetales acuosos, estos jugos se obtienen experimentándolos y si se deben administrar en sustancias se clarifican a través de la filtración; para la preparación de jarabes se coagulan en caliente. Si la planta medicinal, no es muy acuosa ni su jugo muy viscoso, para facilitar la operación, se añade lentamente a ella 1/8 partes de su peso en agua durante el machaqueo. Estos jugos se deben preparar exactamente en el momento de su utilización. Los jugos ácidos proceden de las frutas y se caracterizan por la presencia de un ácido, casi siempre (ácido málico, cítrico, y a veces los dos juntos). Para extraerle el jugo, en general se despedazan las frutas en las manos, pasándolas después por tamices y prensándose sus residuos.

MACERACION: Operación destinada a retirar los principios medicamentosos de una planta medicinal a través de su contacto, a temperatura ambiente, con determinado vehículo. La maceración puede durar horas, días o hasta semanas. Cuando el vehículo utilizado es el agua, ésta debe ser dulce (de río, manantial o lluvia) y nuca de pozo. Método de los más adecuados para obtener los principios activos y solubles en toda su integridad, la maceración presenta como inconvenientes la lentitud y un inicio de descomposición de la masa, antes de efectuarse la penetración total de las sustancias. Sin embargo, se puede evitar este último inconveniente, si se utiliza el vino, el vinagre  o el alcohol como vehículo.

Estamos convencidos que tienes interés de conocer sobre las plantas medicinales y los remedios caseros que actuan para el bien de nuestra salud, por lo que te deseo lo mejor en toda tu experiencia de aprendizaje y práctica de estos consejo y por eso comparto tus preocupaciones y necesidades.

Espero que me dejes tus comentarios en la parte baja, para seguir mejorando y además contribuir en la salud de todos, con nuestras experiencias en especial con tus aportes que serán muy valisos y contestadas a la brevedad en forma personal.

Gracias,

Enedino De la Cruz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: